Mostrando entradas con la etiqueta 2007 McLaren. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 2007 McLaren. Mostrar todas las entradas

CQC en G.P. de Brasil

El programa español “Caiga quien Caiga” (CQC) viajó hasta Brasil para apoyar a Fernando Alonso en la última carrera del campeonato. Allí logró a entrevistar a varias personas relacionadas con la F-1 como Nika Hakkinen, Ron Dennis, Pedro de la Rosa, Mario Thyssen, Kubica y, cómo no, Fernando Alonso. También aprovecharon para entrevistar a algún aficionado de este bello deporte.

Audiencia del Gran Premio de Brasil.


A pesar de que, por diversas razones, el mundial estaba más que difícil para Fernando Alonso, la afición española ha estado pegada al televisor consiguiendo la nada despreciable cifra de 8,5 millones de espectadores en Telecinco y 600 mil en la televisión catalana tv3, tan sólo 267 mil personas menos que el año pasado cuando todos teníamos el aliciente de ver al español en lo más alto. Gracias a Fernando, la Fórmula 1 en España ha pasado de ser un deporte minoritario a competir cara a cara con el todopoderoso fútbol. Tal es la pasión desatada por el asturiano que hasta consigue cambiar los horarios de los partidos de la jornada. Para que luego el señor Bernie Ecclestone se atreva a decir que Alonso no ha hecho nada por la Fórmula 1... Debería pararse a analizar sus palabras antes de volver a repetir semejantes tonterías...

Gran Premio de Brasil



Al final, la “suerte del novato” no fue suficiente para ganar el mundial de Fórmula 1 y el finlandés Kimi Raikkonen se hizo con el campeonato con todo merecimiento. Con esto no quiero decir que Kimi sea el mejor piloto del mundial (para mí sigue siéndolo Fernando Alonso, la salida que realizó hoy fue impresionante...), pero lo justo es que Ferrari, como equipo, se haya llevado el título de este año. Primero por la cuestión del espionaje que no ha quedado nada clara, y segundo porque Ron Dennis ha mostrado una total ineficacia al frente de McLaren por haber protegido a Hamilton desde el primer día. A pesar de que el británico repetía una y otra vez que en su escudería había una igualdad total, los hechos demostraban todo lo contrario... Dime de qué presumes, y te diré de lo que careces...


Se puede decir que este año el campeonato no se ha decidido porque un piloto haya marcado las diferencias; los verdaderos protagonistas y artífices de la derrota, por parte de McLaren, y de la victoria, por parte de Ferrari, han sido Ron Dennis y Jean Todt. El francés ha sabido llevar a la perfección a sus dos pilotos, dejando que los dos compitieran en igualdad de condiciones y que su propios errores o aciertos les llevaran después a ser el primer y segundo piloto de la escudería. Por contrario, Ron Dennis ha apostado ciegamente por Lewis Hamilton, incluso cuando su pupilo se rebelaba y llegaba a insultarle. Su primer error ya lo cometió al poner al recién llegado a la F-1 como piloto titular y no cederle durante un año a un equipo más pequeño para que fuera cogiendo experiencia. Por muy fuera de serie que pueda ser un piloto, está claro que antes de llegar a pilotar los grandes monoplazas, ha de pasar, por lo menos un año, en escuderías inferiores para ir aprendiendo lo que es el mundo de la F-1 y para ir madurando como persona. No sé cómo influirá esta derrota, estos clamorosos fallos en el futuro de Lewis Hamilton, pero está claro que, dada su juventud, quedará marcado de una forma o de otra el resto de su carrera. No saber esperar ha sido una completa imprudencia para el inglés, y la mayor responsabilidad de que esto haya sucedido recae en Ron Dennis y en Anthony Hamilton que han llevado a Lewis a asumir una responsabilidad para la que aún no estaba preparado.

¿Qué pasará a partir de ahora? Pues yo espero que Fernando deje McLaren porque, tras su penoso comportamiento de este año, no merecen tener un piloto de la categoría de Fernando en sus filas. Ojalá le salga una buena oportunidad para recalar en un buen equipo que sea justo y honesto con él, y con el cual no tenga que competir día a día, ni soportar esa carga psicológica de ver cómo tu enemigo está en tu propia casa. En mi opinión, estos 109 puntos conseguidos (los mismos que su compañero de equipo) tienen tanto mérito o más como los campeonatos alcanzados estos dos últimos años. Alonso ha demostrado que, ante todo, es un profesional y ha sacado fuerzas de donde no las había para seguir luchando por el título hasta la última vuelta del mundial.

Respecto a Ron Dennis, si tuviera un poco de dignidad, de honestidad, debería presentar su dimisión ya que sólo por sus decisiones ha privado a la escudería McLaren de ganar un mundial y encima con una millonaria multa a pagar. Pero como me temo que a este hombre ya no le queda ni una cosa ni la otra, seguirá al frente del equipo al no ser que lo despidan, cosa que veo poco factible dada a su enorme verborrea para convencer a todo el mundo...

Supongo que Lewis Hamilton seguirá en McLaren, por una parte porque lleva todo su vida ahí, por otra dudo que a ninguna escudería le apetezca mucho tenerlo en sus filas después del penoso espectáculo presenciado durante este año.
Pero bueno, tan sólo escribo mis pensamientos y para saber las consecuencias de lo ocurrido durante este campeonato tendremos que esperar a que las escuderías hagan públicos sus nuevos.

Clasificación G. P. Brasil

Como viene siendo habitual en los últimos Grandes Premios, Lewis Hamilton (o mejor dicho, su monoplaza) ha sido más rápido que Fernando Alonso en la última tanda de la clasificación y, por lo tanto, queda por delante del español en la parrilla de salida. Con esto no quiero decir que McLaren esté favoreciendo al inglés, qué va, lo que pasa es que Hamilton tiene mucha “suerte” y todo le sale “genial”. Da igual que se salga del circuito, él tiene la “suerte” de que una grúa estará allí para devolverle a la pista y que la FIA, ante tal despropósito, mire para otro lado; da igual que por una rabieta infantil desobedezca las órdenes de su equipo en el G. P. De Hungría, perjudicando así a toda su escudería. Para rematar dicho comportamiento, el “adorable” Hamilton insulta a su jefe, pero no pasa nada, pide perdón y la “suerte” del novato vuelve a aparecer: Ron Dennis no sólo no le aparta del equipo, sino que encima le invita a pasar unas vacaciones en Mallorca, no sabemos si para premiarle por su “hazaña” o porque, simplemente, le encanta su compañía, si es el chico tiene una sonrisa tan adorable que anima todas las fiestas.



Por si no fuera poco, la FIA se inventa una infracción (no está en el reglamento) para que Fernando sea sancionado con 5 puestos de penalización; da igual que Hamilton provoque un accidente al no saber ir correctamente detrás del coche de seguridad, él tiene la “suerte” de que la FIA le eche la culpa a Vettel y sea el único sanción. A pesar de aparecer nuevas imágenes que dejan claro la culpabilidad del inglés, la FIA insiste en su inocencia y la única novedad que se produce es la retirada de la sanción a Vettel, ¡qué cosas!; y la “suerte” del inglés es tan poderosa que logra que todas las estrategias de su equipo siempre le acaben favoreciendo, incluso consigue que el monoplaza y los neumáticos de Fernando mostraran extraños comportamientos en varias carreras y hasta, en una ocasión, los mecánicos de Alonso no se dieran cuenta de que el propulsor de su monoplaza no estaba bien, menos mal que el español es un chico avispado, si no cualquiera sabe lo que le habría pasado en carrera... Y hoy dio igual que Hamilton interrumpiera a Raikkonen cuando realizaba su vuelta rápida, él tiene la suerte de que el equipo Ferrari, tras “pensárselo” un poco, no presentara una acusación contra el inglés. Pero quizá la mayor de las “suertes” de nuestro “adorable” Hamilton sea su color de piel ya que, el todopoderoso jefe de la F-1 Bernie Ecclestone, según se deduce de sus palabras, está encantado y entusiasmado con la posibilidad de que el próximo campeón del mundo de Fórmula 1 sea negro porque así habrá más personas enganchadas a este deporte y su cuenta bancaria irá en aumento... Quizá si se preocupase por crear una competición justa y sin intereses de por medio, esa afición que se fue apartando de la F-1, desencantada por las continuas injusticias e intereses creados, volvieran a sentir la pasión por este bello deporte. Quizá el propio Ecclestone tenga parte de culpa del bajón de audiencias...
Pero... a veces... la “suerte” deja de lado a Hamilton, ya que ni es judío, ni es musulmán, y eso es algo que le encantaría al mandamás de la F-1. Un handicap a tener en cuenta, pero, claro, no se puede tener todo y algo de “mala suerte” te tiene que tocar en la vida...