Top Ad 728x90

lunes, 22 de septiembre de 2014

El otro Fernando Alonso

Foto: Rubén Fernández

Son ya siete temporadas sin conseguir el campeonato mundial de pilotos y muy probablemente se convertirán en ocho, pero pese a ello nadie discute el talento de Fernando Alonso. Al piloto le ha tocado coincidir con una época desafortunada del equipo Ferrari pero eso no impide que una buena mayoría de pilotos, directores e ingenieros le consideren el mejor piloto de la parrilla, hasta el punto de que a pesar de no haber conseguido sus mejores resultados deportivos, los jefes de todas las escuderías lo han elegido en 2 de los últimos 4 campeonatos como el mejor piloto de la Fórmula 1.

Sin duda Fernando Alonso es uno de los tipos con más carisma dentro del panorama deportivo español. Esto no solo sucede a nivel nacional puesto que un estudio realizado este año por Repucom, empresa líder en el mundo en la investigación para el marketing deportivo, revela que el asturiano es el piloto más popular en el mundo, por delante de Lewis Hamilton y Felipe Massa.

Pero al margen de los circuitos Fernando es un tipo con diversas aficiones y compromisos. Su imagen tímida se sustituye por la de una persona abierta y divertida en las distancias cortas y por ello se embarca en numerosos eventos y proyectos.

Su afición por los deportes es de sobra conocida. Amante del futbol, el ciclismo, la natación o el tenis. Fiel seguidor de los deportistas españoles en cualquier disciplina, a menudo les muestra su apoyo desde su cuenta de Twitter.

Fernando es un habitual de las redes sociales e interactúa regularmente manteniendo una grata complicidad con sus seguidores. Unos meses atrás decidió abandonar su cuenta de Instagram para centrar la comunicación con sus fans a través de Twitter, donde cuenta con más de 2 millones de seguidores y va colgando las fotos y sus reflexiones respecto al Mundial de Fórmula 1 y al resto de sus actividades. A la vez también mantiene su cuenta oficial de Facebook con casi 1 millón y medio de fans.


A Fernando le va la acción y como muchos saben es un gran aficionado a la bicicleta, deporte que practica habitualmente. Pero su afición va más allá y en alguna ocasión ya ha manifestado su deseo de vincularse al ciclismo como empresario una vez que termine su carrera en la Formula 1, por eso uno de sus proyectos deportivos más ambiciosos es la creación de un equipo ciclista profesional que, tras meses de gestiones, parece que se verá hecho realidad este próximo otoño. Se van cumpliendo todos los plazos y el día 1 de octubre deberán estar presentados ante la UCI y la empresa auditora Ernst & Young todos los documentos que exigen para esa fecha, entre los que se encuentran avales y contratos con ciclistas y patrocinadores. Otra cosa más complicada será conseguir para la próxima temporada la licencia UCI World Tour que da derecho a correr las tres grandes vueltas y algunas otras carreras importantes.

Foto: Zoomnews

Otra de las grandes aficiones del asturiano es el fútbol. Seguidor incondicional del Real Madrid, se le puede ver jugando al futbol cada vez que se le presenta la ocasión. Le hemos visto en más de una ocasión en partidos de fútbol con pilotos, mecánicos o periodistas, al igual que en encuentros benéficos con otras estrellas del deporte y no lo hace nada mal, no en vano de niño mostraba una gran afición por este deporte e incluso el Celta de Vigo le hizo una propuesta para incorporarlo a sus equipos inferiores como portero, posición que ocupaba en aquella época.

Otro de sus hobbies no tan conocidos es el póker. Al igual que otros madridistas ilustres, como Rafa Nadal o el golfista Sergio García, se ha dejado seducir por el popular Texas Hold’em. Se comenta que lo hace bastante bien y puesto que siempre se ha mostrado como uno de los mejores estrategas en los circuitos, no es extraño que sobre el tapete domine la situación de manera más que satisfactoria.

Dejando los deportes a un lado, a pesar de que ante las cámaras normalmente se muestra más tímido o discreto, también le hemos visto disfrutar haciendo un cameo para el cine, aunque sea en forma de doblaje. Eso ocurrió en la película Cars, en la que Fernando pone la voz al coche que luce los colores de España y Asturias, los mismos que por aquel entonces su casco, mientras que Lewis Hamilton hace lo propio con el coche británico.


Fernando Alonso durante el doblaje de Cars 2

El piloto también ha ido adquiriendo experiencia ante las cámaras a base de grabaciones, bien sea en anuncios publicitarios o benéficos. El español es uno de los deportistas que destacan por su implicación en diversos proyectos solidarios. Desde 2005 es embajador de Unicef y su compromiso social se ha visto reflejado en multitud de causas. En 2007 puso en marcha la Fundación Fernando Alonso para fomentar el automovilismo en distintos ámbitos y otros proyectos para la educación vial.
Por lo que a anuncios publicitarios se refiere, ya es todo un experto. Le hemos visto en todo tipo de anuncios y situaciones, algunas tan curiosas como la del siguiente comercial en el que una entidad bancaria deja el mensaje de que no solo abren nueces, sino también oficinas. No hay más que ver el cuello del piloto para saber que es capaz de cualquier cosa.



Y es que el piloto español no solo es un fenómeno pilotando un monoplaza de Fórmula 1 y en cada proyecto o actividad que se sumerge demuestra que puede manejar todo tipo de situaciones casi tan bien como su Ferrari.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90